"OLÉ, OLÉ, OLÉ, DIEGOOO, DIEGOOO"


 

Pasadas las seis de la mañana se abrieron las puertas de la Casa Rosada para el público en general. Luego de algunos incidentes y empujones con la Policía, comenzaron a ingresar de a grupos. Una vez dentro, las personas pasan frente al féretro y luego salen a través de la puerta de Balcarce 24.

Lágrimas, llantos descontrolados, cantitos de cancha, algunos envueltos en banderas de Argentina. La cantidad de gente es inmensa. Mayores, niños. Todos quieren despedirlo. Cada tanto se escuchan aplausos, que terminan con un “Olé Olé Olé, Diego Diego!”. Algunos incluso pasan y le arrojan camisetas, de todos los clubes, como ofrenda.

La zona de la Plaza de Mayo quedó desbordada desde la madrugada. Anoche. a última hora comenzaron a acercarse miles para darle el último adiós a Diego. El Gobierno Nacional se encargó del operativo de seguridad y acondicionar el salón de la Casa Rosada donde desde muy temprano se acercó la familia del astro futbolístico para una ceremonia íntima.

Mientras tanto en las afueras de la casa de Gobierno una multitud aguardó varias horas. La dificultad que tiene esta ceremonia fúnebre es la exigencia del distanciamiento social, considerando que esperan la llegada de al menos un millón de personas.

El operativo entre la Policía de la Ciudad y la Federal incluye 1500 efectivos y un vallado desde la 9 de Julio hasta la Casa de Gobierno.

 

 

RADIO WOX 2019 / TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS