ENTREVISTA: ROGER WATERS


Por Andy Greene

 

Roger Waters lanzó un set en CD y DVD conmemorando su gira de tres años con The Wall, y tiene nuevas apreciaciones sobre por qué aquel clásico de Pink Floyd duró tanto. "La gente está apenas empezando a entender, caminando como sonámbulos en medio del capitalismo imperial, que la ley se ha erosionado, que el ejército se apoderó del comercio, y que las corporaciones se apoderaron del Gobierno. Y que nosotros, la gente, ya no tenemos voz”.                                                                                                        Waters días atrás fue parte de los noticieros de todo el mundo por su sostenido rol como crítico de Israel, cuestión que generó protestas en las afueras de un concierto suyo en Long Island.

-Ahora que terminaste con The Wall, ¿qué es lo próximo que vas a hacer?

Tengo un disco entero. Me siento en un cuarto con una guitarra, los demos, un bloc de hojas y un lápiz, y pulo cosas, y garabateo otras. La pregunta básica del disco es: "¿Por qué estamos matando a los niños?".

-¿Es un disco conceptual?.

Sí. ¿Por qué cambiar ahora?

-Tocaste The Wall 219 veces entre 2010 y 2013. ¿Pensás que lo vas a volver a hacer?

Si Israel trabaja en pos de la igualdad y de una democracia real y genuina, sin apartheid ni racismo infectando a la sociedad, entonces quizás vaya allí y toque The Wall otra vez. Tengo partes del escenario almacenadas, y las que no tengo, las puedo hacer reconstruir.

-Hace tiempo que estás a favor de un boicot cultural a Israel, y decís que su tratamiento con los palestinos es como un apartheid. Esto ha llevado a muchos a etiquetarte como antisemita.

Lo intentaron. Pero la analogía es con la lucha por los derechos civiles en los estados del Sur de Estados Unidos, y la de Sudáfrica previa a Mandela. La sociedad civil global -aunque mucha gente en Estados Unidos no sepa esto porque no lo informan- se siente igual que yo acerca del Gobierno de Israel. No es la gente de Israel, no son los judíos, no es el judaísmo. Nunca me imaginaría atacándolos.

-Howard Stern te acusó de querer que los judíos "volvieran a los campos de concentración". ¿Tenés algo que responder?

No gastaría ni el más mínimo aliento en ese pelotudo, así que pasemos a otro tema.

-¿Cuál es tu relación con los otros miembros de Pink Floyd?

Nick Manson y yo nos adoramos. Hubo una pequeña distancia cuando me fui de la banda, pero ahora somos grandes amigos. Rick Wright está muerto, Syd Barrett está muerto. David Gilmour y yo nunca fuimos amigos, para nada, no tenemos nada que ver el uno con el otro.

-Estoy seguro de que debe ser molesto que todo el mundo te pregunte siempre por un regreso de Pink Floyd, que obviamente nunca va a ocurrir.

Te remito a la respuesta que te di para Howard Stern para contestar a esta pregunta.

-¿Podés resumir eso?

No, no lo voy a hacer.  

-Hablemos de Donald Trump. ¿Te espanta que le esté yendo tan bien en las encuestas?

No podés mirar a ninguno de los candidatos republicanos sin espantarte. Están tan llenos de ganas de matar a todo el mundo, sus actitudes son tan fascistas. Trump piensa que es inteligente porque hizo un poco de plata y tiene un programa de televisión de mierda.

-¿Te gusta Hillary Clinton?

La única persona que para mí tiene credibilidad es Bernie Sanders. Si pudiera votar, cosa que no puedo, dado que no soy ciudadano, votaría por él. Hillary me preocupa. Me preocupa que quiera volverse la primera mujer presidenta para ponerle una bomba nuclear a alguien. Hay algo extrañamente agresivo en ella.

-Vivís en Nueva York. Si Trump es presidente, ¿dejarías el país?

No. Si gana Trump, todos los que tenemos buen corazón tenemos que quedarnos, organizarnos y librarnos de él lo más pronto posible, antes de que destruya el mundo.

 

 

гис-технологии
ткани для вышивания